Un poco sobre Abi

La Abi llegó a mi casa en agosto del 2002, cuando cumplí 16 años, una noche en que mi papá llegó de un viaje con un “regalito”, una perrita de 6 meses muy gorda, parecía una bola de pelo naranjo que nos enamoró a todos.

De eso han pasado 10 años y la Abigail -su nombre real- creció junto a mí y mis hermanos chicos. Nos vio crecer a todos y desde el primer día la quisimos como una hermana chica. Es el perro más lindo que haya visto nunca, pero obviamente digo eso porque la amo, y ahora que vivo lejos de ella veo sus ojos en todos los perros, y a veces saludo a algunos callejeros y les hago cariño en su cabecita para recordarla.

Mi Abi ahora es la reina de la casa de mis papás, y cada vez que voy a verlos me la llevo a dormir conmigo para regalonearla. Los perros tienen ese no sé qué que no tienen los humanos, ¿será que son los seres más lindos del mundo?

No sé la respuesta, pero quería hablar un poco de ella y de lo mucho que la amo. Pronto les voy a ir contando algunas de sus anécdotas para que la conozcan más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *