La extraña semana de Noche

me gusta el sol, y soy linda

me gusta el sol, y soy linda

Ha pasado casi una semana desde que adoptamos a la rebelde y mordelona Noche.

En verdad, me ha costado dormir un poco, siento que la casa tiene un sutil bouquet de pipí de perro, fácilmente limpiable, claro, además de parecer un despliegue de sustratos ideales para que la cachorra haga pipí. Además ando MUY atenta en caso de que la peluda muerda algo indebido, incluso a las 4 am.

Pero no seamos quejumbrosos, ¿verdad?

La Noche, muy lentamente, ha ido aprendiendo a hacer pipí y caca donde corresponde. Los primeros dos días ya había cachado cómo era el “negocio”, pero algo ocurrió para que se formateara, igual que un computador con rabo.

El fin de semana, por un paseo familiar, tuvimos que dejar a la Noche con las perritas que tiene mi madre, a saber, 3: la Chofi (de 6 meses), la Salomé (???) y la Mako, de 9 años.

No fue sencillo, ¿eh?

Ahí, durante dos días, en un departamento que pertenece casi en un 100% a los caninos, la Nochecita se olvidó de lo aprendido, y esparció caca, pipí y aullidos de pena por todos lados. Quedó la embarrada en esa casa, aunque fuera una amiga de mi madre a cuidar a la tropa.

Allí la Noche supo lo que era enfrentarse a la Señora Mako, a la teenager Chofi y a la señora Salomé, y no la pasó tan bien, aunque aprendió que ella no era la única perrita del universo (o sea, que no es hija única, como una…).

La cosa es que, al volver al mínimo departamento que tenemos, la Nochecita volvió a llenar todo con pipí. Me sentí un poco desanimada, a decir verdad: la Noche se había reseteado, es decir, por un episodio de estrés, no cachó dónde hacer, ni nada. Lo bueno es que, a los pocos días, con el líquido que compré para “entrenarla”, la Noche empezó a entender de nuevo de pipí, de caca y todo.

Ahora, la Noche hasta avisa cuando quiere salir a la terraza. Y es que para mí es la pupa más brillante del planeta, obvio. Y dark. Y maldadosa. Y con pechera moteada.

Luego les contaré más del día a día, aunque mi pareja la disfruta mucho más que yo.

Por ahora, lo importante es que:

1) ya recibió su vacuna.

2) adora el sol.

3) le gusta MUCHO pasear y correr, parece cachorro (oj oj oj)

4) dicen los vets que será de raza mediana a grande. Robusta, si se quiere. (!!!).

 

¿Cómo se vienen los días de la Noche? No lo sabemos. Sólo quiero que sean felices.

¡Nos leemos pronto!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *