“Vomité en la alfombra, pero ya me lo comí”

Golden Retriever puppy

Siempre nos reímos cuando vemos esa imagen de un pupo sonriendo con la frase del título de este post superpuesta en ella (la pueden ver más abajo). Es divertido. Pero el hecho que nuestro pupo vomite es algo que debemos tener en cuenta, pues no es normal.

NOTA: no somos veterinarios expertos y estas son recomendaciones y descripciones que hemos recogido de la experiencia y la lectura. Siempre que sientas que tu pupo esta enfermo, PREGÚNTALE A TU VETERINARIO QUÉ HACER.

Un pupo que goza de buena saludcome con apetito, bebe agua durante todo el día, hace caca de textura firme y un color normal por lo menos una vez al día, orina de manera frecuente y, por sobre todo, no vomita. Como los pupos no hablan (aún), no podemos saber con exactitud qué tipo de dolor está sufriendo cuando está vomitando. Las causas de este problema pueden ser muchas:

1.- Vómito por sobrealimentación.

Escena: hacemos un carrete en la sa, muchos amigos bailando y comiendo lo que uno suele comer durante una fiesta (ramitas, chispop, papas fritas, maní y un largo etc). Y entre medio de todos, el pupo que mira con cara de lástima (o ladra insistentemente) buscando un poco de esa comida. Como no somos de fierro, “mal premiamos” a nuestros pupos durante este tipo de eventos; y eso está mal. Los pupos no conocen sus límites estomacales y siempre vana a agradecer cualquier tipo de premio. Si es comida mucho mejor. Como persona responsable, debes saber cuando decir “basta, no más”.

Los pupos suelen vomitar porque su estómago ya no puede más de comida. Si esta es la causa, puede que se presente (junto al vómito) una diarrea ligera. Si frenaste la sobrealimentación a tiempo, los síntomas deberían desaparecer durante el día y no repetirse. Recuerda ofrecer al pupo suficiente agua mientras el vómito o la diarrea persista.

2.- Vómito por comer muy rápido mucho alimento.

Siempre que compremos la comida de nuestros pupos debemos fijarnos en la cantidad correcta que debemos servirle según su tamaño y peso (esta información suele venir en las bolsas de comida). Aún así, el pupo puede vomitar pues está comiendo muy rápido, lo que provoca un daño en su estómago. La recomendación es dividir la ración total de alimento diario en 2 o 3 raciones a lo largo del día (desayuno, almuerzo, cena). De esta manera, la la cantidad que ingerirá será menor y su estómago podrá tolerarla mejor.

También es importante que el plato de comida y el de agua estén a una altura que le permita tener una postura de cabeza y cuello de 90 grados con respecto al mismo. Ahora, si notas que tu pupo come muy rápido siempre (se devora toda la comida y come con cierta ansiedad), existen platos que obligan al pupo a comer más despacio (la Pipi tiene uno y ahora es feliz).

am_27142_3191777_839518

3.- Vómito por infección estomacal.

Este es un tema de cuidado. El vómito y la diarrea en un pupo pueden deberse a infecciones gástricas, ya sea que haya comido algo que le causó una infección o bien que se contagiara de algún virus. Normalmente una infección va junto a dolor, gases, falta de apetito o ascos, fiebre. No te asustes si tu pupo no quiere tomar agua, esto es normal pues su estado de ánimo será muy bajo y triste. No tendrá ánimos para jugar o pasear.

En una infección el vómito y la diarrea serán constantes y los síntomas no desaparecerán hasta que no hayas administrado medicamentos. Por lo mismo apenas notes los síntomas antes descritos, corre a tu veterinario y sigue sus instrucciones tal cual te lo dice (después de todo, él es el experto).

4.- Vómito por obstrucción estomacal o intestinal.

Estamos ante un problema mayor donde debemos actuar rápido. Las causas de este tipo de vómito pueden ser que el pupo se tragó un hueso, un trapo, pelo, incluso algo peor (tornillos, vidrio o similares). También pueden deberse a causas clínicas como es el caso de una pancreatitis severa.

Los síntomas incluirán vómito sin fiebre y en la mayoría de los casos sin diarrea. El pupo va a comer y tomar agua de manera normal, pero el vómito será constante. En algunos casos la obstrucción es parcial por lo que cierta cantidad de alimento podrá pasar y ser defecada. En casos severos ni siquiera el agua podrá pasar.

perro-come-vomitoEste tipo de obstrucciones suelen necesitar de intervención quirúrgica para remover el cuerpo extraño. Por eso debemos acudir inmediatamente al veterinario, pues mientras más tiempo persista el bloqueo, la posibilidad de daño interno aumentará, lo que puede comprometer otros órganos internos a parte del estómago, o incluso (por favor que nunca pase) muerte por intoxicación sanguínea. Es posible que tu perro pueda llegar a tener distensión estomacal (qué el estómago se infle) causada por los gases de la comida en digestión que no pueden salir, la cual puede degenerar en una torsión gástrica (qué el estómago se voltee) la cual es mortal si no se atiende de inmediato y muy dolorosa. Antes de proceder a una intervención quirúrgica el veterinario deberá realizar estudios como rayos X, un ultrasonido y tenerlo en observación durante algunas horas para entender el comportamiento del bloqueo.

Otras causas de vómito pueden ser la ingesta de pasto (las hojas del pasto suelen ser duras, lo que puede provocar dolor o daño en el estómago del pupo. Por lo mismo, recomendamos no permitirles comer pasto, sin importar lo delicioso que pueda ser… para el pupo, obviamente), reacción estomacal a alimentos en estado de descomposición (es una reacción natural del estómago a alimentos que lo dañan, como comida descompuesta, comida picante, etc.), esfuerzo físico inmediatamente después de comer (los pupos deben reposar después de comer por al menos media hora) o úlceras, gastritis e irritación estomacal (algunos perros tienen el estómago naturalmente sensible, lo que puede provocar que vomiten sin razón aparente. Si es así, acude a tu veterinario).

Por último, siempre que tu pupo vomite, date el tiempo de revisar cómo es dicho vómito (puede ser asqueroso, pero hazlo). Un vómito amarillo o verdoso o con objetos extraños, más sólido o líquido, etc. pueden ayudar al veterinario a realizar un diagnóstico mucho más eficaz y rápido sobre su causa y su solución.

Tagged: , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *